20 mayo, 2017

11 añitos

Hola corazones (como diría hace años la Igartiburu), casi se me olvidaba este año, pero es que los años pasan volando como jets privados, y cuando estás celebrando la Navidad ya quedan sólo unos momentos para que estés tirado en la playa, casi sin darte cuenta que entre medias pasó la Semana Santa, la primavera entera con su Romería de Alharilla e incluso el Corpus y San Juan, así, de un volazo, como si fuera un flechazo.

No me lo puedo creer aún, pero este artefacto flotante cumple ya 11 años, acercándose inexorablemente a su mayoría de edad, y a la fecha aún sin decidir de su muerte o desconexión total, o quizá de su vagar por el espacio infinito.



11 años de bitácora en los que han pasado muchas cosas, y en los que echando la vista atrás parece casi exagerado pensar en artículos que parecen recientes pero son de 2008 ó 2009, pareciendo ser ayer cuando han pasado casi 10 años, cuando niños que por entonces tenían 4 ó 5 años ahora casi peinan canas, que en eso consiste todo esto ahora que ya sabemos exactamente qué es y para qué sirve la vida.

En fin, como ya hice los últimos 10 años (1 año, 2 años, 3 años, 4 años, 5 años, 6 años, 7 años, 8 años, 9 años y 10 años), doy las gracias a esos que me leyeron, que me leen y me leerán, y les recuerdo lo mismo de siempre: si tenéis algo que decir, algo que contar, hacedlo, porque si no lo hacéis vosotros, nadie lo hará, y se pierde...


15 mayo, 2017

Pequeños pasos gigantescos para pequeños héroes

Viven junto a nosotros, cruzan la calle poco después de que pasemos con el coche, se sientan en un pino minutos después de que nosotros nos levantemos, exhalan el aire que previamente hemos respirado, aparecen en el fondo de una de nuestras fotos, hablan al pasar bajo nuestra ventana, pisan los charcos que previamente nosotros hemos pisado, hablan incluso de nosotros y a veces incluso llegan a casa y nos saludan con un beso, siendo padres, hermanos, novias o el vecino del 5º. Son héroes que caminan junto a nosotros, héroes para los que un pequeño paso, una tontería para cualquiera de nosotros, supone un esfuerzo sobrehumano que quizá no merezca la pena, un paso gigantesco.

Ese enfermo de esclerosis que prueba su primera silla de ruedas y apenas es capaz de rodar unos metros sin cansarse.

Esa chica de lengua torpe que pronuncia "dreadful" correctamente en inglés por primera vez

Ese chaval con frenillo que sin duda dice "Roberto ha robado el reloj".

Ese gordo mórbido que vuelve a su casa y sube las escaleras en media hora.

Ese enano que alcanza las servilletas en lo alto de la alacena

Ese nervioso que termina su primer puzle

Esa enferma de ELA que coge una cuchara y es capaz de llevarse algo a la boca.



Ese zurdo que se vio obligado a escribir con la diestra tras romperse el brazo

Ese macarra que conoció al amor de su vida en una discoteca de reggaeton y la presenta a sus amigos

Ese Asperger que da el primer paso y saluda al vecino en el rellano

Ese anumérico que piensa qué será más, si un cuarto de litro ó 200 mililitros

Ese pobre que tiene que pagar los libros de sus hijos porque no tiene subvención

Ese corto de vista que enhebra la aguja tras 1 hora intentándolo

Esa abuela artrítica que casi ejerce de madre porque su hija tiene que trabajar

Ese paralítico que corre y acaba en coche adaptado el París-Dakar

Esa niña que se apunta a un deporte de hombres

Ese anciano que aguanta un año más para conocer a su primera bisnieta

Esa corta de memoria que vence a todo y se saca una carrera

Ese poco atlético que corre por primera vez una carrera de 2 kilómetros



Esa cleptómana que vuelve a casa con lo que salió

Esa madre que trabaja 14 horas y juega con sus hijos al llegar

Ese espermatozoide vago que da lugar a una vida

Ese mal escritor que acaba engarzando una frase

Ese enfermo de Parkinson que traslada su vaso de leche

Esa mujer que cuida a su marido cuando ella realmente está peor que él...


Son todos y cada uno de ellos, héroes que viven en nuestro mismo edificio, en nuestro vecindario, que llevan a sus niños al mismo colegio, que están en la pista de al lado mientras jugamos al pádel, que eran los últimos en la cola de la pescadería, que se montaron los primeros en el bus, que doblaron la esquina justo cuando el último rayo de sol del día desapareció, que nos sonrieron al cruzarnos, que podrían ser nuestros padres, yernos, amigas, novios, abuelas, titas o unos simples desconocidos. Todos ellos, para los que cada pequeño paso, insignificante para otros, supone una gigantesca hazaña, todos ellos, para mí, son los verdaderos héroes de la humanidad.

09 mayo, 2017

Las calles de toda la vida en Porcuna

Cuando uno pasea por un pueblo antiguo, de esos que llaman medievales, uno de los detalles que más ayuda a crear ese ambiente que a muchos tanto nos gusta es el nombre de las calles. Sí, esas calles con nombres de gremios, quizá de diferentes etnias o culturas, de santos y santas, de lugares o establecimientos que hubo allí, de mercancías o personas que por allí pasaban o de personajes con nombres antiguos y rimbombantes que allí vivieron... en definitiva, esos nombres de calles que nos cuentan una historia de la villa, de las gentes que allí vivieron a lo largo de los siglos y de sus avatares, a veces seguro más emocionantes que los de las vidas de nuevos "héroes" a los que en algunos lugares esas calles de toda la vida han sido dedicadas, perdiendo para siempre su antiguo nombre, su solera.

Así, por ejemplo en cuanto a gremios, en Valladolid tenemos las calles Curtidores, Panaderos, Especería, Plateros o Tenería; en Sevilla las calles Odreros, Boteros o Alfarería; y en Granada las calles Almireceros, Damasqueros,Yeseros o Canasteros.



Respecto a lugares o establecimientos también encontramos en muchos pueblos los Hornos, Molinos, Acequias, Dominicas, Bernardas o Álamos; por ejemplo en cuanto a la descripción de la calle, tenemos los Camino Bajo, Plaza Larga, Ancha; y si hablamos de santos, los muy habituales San Cristóbal, San Francisco, Santa Teresa o San Juan. Por supuesto, sin olvidar calles tan típicas e imprescindibles como la Calle de la Villa, la Calle Real o la Calle y Plaza Mayor.



Sin duda es un placer pasear por una judería o una morería viendo los letreros de sus esquinas, e imaginando quiénes por allí pasaron; llegar a un pequeño pueblo de 100 habitantes y relamerse con las historias que sus calles nos cuentan; patearse un casco antiguo de una ciudad ahora enorme pensando en cómo era la vida hace siglos cuando no pasaban de ser un pueblo sin pretensiones.

Esos nombres, esas calles y las historias que evocan deberían ser patrimonio de todos, y no acabar convirtiéndose en meros instrumentos de propaganda de sucesivos gobiernos, que retocan a su gusto el callejero para adaptarlo a su ideología.

Eso sí, el pueblo es sabio, y aunque los que mandan intenten tergiversar todo, las calles nunca cambian de nombre, y lo que fue y es, será, y las gentes siguen llamándolas por su verdadero nombre, el que tuvieron durante generaciones, el que aprendieron de sus abuelos, que quizá tampoco la conocieron ya con su nombre de toda la vida, pero que a su vez lo aprendieron también.


Comento todo esto porque en Porcuna es algo que por desgracia ha pasado, aunque no es un hecho sólo propio de aquí, sino que existe en muchísimas localidades: una amplísima mayoría de calles tienen un nombre "oficial" distinto del "real", es decir, la gente del pueblo sigue llamando a las calles como siempre lo hicieron, pese a que muchas hayan cambiado de nombre al gusto de los sucesivos gobernantes.

Ejemplos de calles de Porcuna con nombres de toda la vida que ya no existen, hay muchísimos: Palma, Cerrajero, Sardinas, Gitanos, Huesa, Corona, Ancha, Real, Albercón, Abades, Torrubia, Salas, Potro, Gallos, Villa, Convento, etc... Todas ellas siguen llamándose así pese a lo que ponga el letrero...



Ojo, para nada digo que no haya que dedicar calles a los magníficos personajes que hayan vivido aquí durante la historia, o a quiénes se lo merezcan, pero debería hacerse sólo con calles de nueva apertura, o en caso de querer dedicar una calle, debería mantenerse el nombre "real" y debajo añadir una inscripción en plan "Dedicada al insigne escultor ...".

Realmente habría 2 opciones, aunque me inclino más por la primera:

1- Opción, varios ejemplos:

CALLE DE LA PALMA 
(Dedicada al Teniente José Ollero)

LLANETE CERRAJERO
(Dedicada al Presidente Adolfo Suárez)

CALLE ANCHA
(Dedicada a Francisco Funes)

CALLE VILLA
(Dedicada al Doctor Fernán Pérez)

CALLE SILERA
(Dedicada a Pedro Funes)


2-  Opción, varios ejemplos:

CALLE GENERAL OLLERO
(Antigua Calle Torrubia)

CALLE ALFÉREZ JOSÉ MORENTE AGUILERA
(Antigua Calle del Moral)

CALLE AVIADOR AGUILERA
(Antiguo Camino Alto)

CALLE LUIS AGUILERA Y COCA
(Antigua Calle Gitanos)

CALLE RICARDO DACOSTA
(Antigua Calle Convento) 


Aquí dejo mi petición/sugerencia a quien corresponda: volver a poner los nombres antiguos de las calles, dejando un subtítulo para dedicar a las personalidades históricas que queramos, pero manteniendo como oficial el nombre que de siempre tuvieron.



Es una pena que en un pueblo con gran potencial turístico como Porcuna, no tengamos en cuenta estos importantes detalles que sin duda lo harían más fuerte. No se trata ya de borrar a esos personajes que seguramente (no todos) hicieron méritos para que se esculpiera su nombre en las esquinas, pero creo aún más importante que no se pierda el nombre de nuestras calles de toda la vida (muchas con más de 500 años), que nos cuentan las historias de gente como nosotros, mucha con nuestros mismos genes, que andaba por aquí hace tanto...

Que las actitudes partidistas de tantos no nos hagan perder parte de nuestro patrimonio, que no sólo son las piedras, el lenguaje, las fiestas o la gastronomía, sino también nuestros lugares comunes, que cómo no, son las calles de toda la vida, y para nombrarlas y entenderlas, por supuesto sus nombres... 


PC (Por cierto): No quería dejar pasar este momento sin reivindicar la palabra "Llanete", tan nuestra, que da nombre a muchas de nuestras pequeñas y medianas plazas, que también por supuesto deberíamos mantener en el nombre.

04 mayo, 2017

Renovación con Vodafone, un año después

Como algunos recordaréis, el pasado 14 de abril de 2016 y tras muchísimos problemas con Vodafone, que quedaron reflejados en este artículo, sobre todo con su trato al cliente, realicé una portabilidad a Pepephone, compañía con la que a bastante gente que conozco le va bien.

El caso es que ese día me llamó una agente de Vodafone para ofrecerme un contrato de convergencia del ADSL y el móvil, por el que pagaría en total menos que en ese momento. Eso sí, como sé lo piratas y poco de fiar que son estas compañías, le insistí varias veces, por activa, pasiva, perifrástica e incluso por pluscuamperfecta de lo mismo: lo que quieras pero sin permanencia, a lo que me dijo que no, que no tenía.

Un mes después, y tras estar muy contentos con el nuevo servicio, más barato, con fibra y más megas en el móvil, veo en la web de Ono algo de "Permanencia 1 año", momento en el que digo "que me aspen" (que no sé si es ponerme una cruz o qué) e inmediatamente llamo a Vodafone, donde me indican que sí tengo una permanencia en un par de descuentos que tengo, no es demasiado, pero me benefician en unos 10-15€.

A partir de ahí les insisto en que les dije claramente en la llamada que NO QUERÍA PERMANENCIA, y les pido la grabación para dar de baja el contrato por incumplimiento, y me dicen que la pida por email.  A pesar de pedirla a dos departamentos distintos, me dicen que no la tienen, y prácticamente que les denuncie si quiero, pero que al final tengo las de perder.

Bien, Vodafone miente a un cliente y le "coloca" una permanencia, y esconde la grabación (algo sumamente ilegal), perfecto, piratas no, corsarios, bucaneros, filibusteros y por supuesto embusteros... 

Aparte, y aunque no quiero enrollarme, aunque el contrato lo hice el 14 de abril de 2016, me doy cuenta que el contrato de móvil acaba el 14 de abril de 2017, pero me han puesto el fin de la permanencia el 28 de abril de 2017, cosa de la que también me quejo pero de la que me dicen que no puedo hacer nada, salvo pagar esos 14 días de más si es el caso y no me cambio antes, con la correspondiente penalización, claro, de locos...

Queda claro que lo único que puedo hacer es esperar a abril de 2017, y en esas que ahora estamos.

El año pasado, desde Vodafone me recomendaron que lo que tenía que hacer para mantener o mejorar esta oferta cuando finalizara es volver a realizar una portabilidad, pero me aconsejaron que no la hiciera a Pepephone, porque cobran por la tarjeta SIM (aunque luego me lo devolverían), sugiriéndome Yoigo, que no realiza cobros y así la gestión es más sencilla luego al retener la portabilidad.

Como les comenté mi extrañeza ante algo así: ¿por qué tener que darme de baja para mantener una oferta que ya tengo y que simplemente exigiría continuarla en el tiempo?, me dicen que intente contactar en abril de 2017 con el departamento de retenciones o bajas, cosa que quedo en hacer, y así llegan estos días, en que como el año pasado voy a relatarles cada llamada, porque tienen su gracia...




Llamada 1: Como habíamos acordado el año pasado, el 12 de abril llamo a Vodafone para preguntar por las nuevas tarifas e intentar mantener lo que ahora pago, que son 32 euros por la fibra el fijo y el móvil con 200 minutos (que es lo que me interesa y es lo que me hace no haberme cambiado ya hace tiempo a Pepephone o República Móvil).  Me atiende un chico de Sevilla que me comenta que las tarifas van a cambiar y que ya va a ser imposible mantener ese precio, por lo que a pesar de trastear mucho en el ordenador sólo me puede ofrecer una oferta por la que pagaría 42 euros al mes.

Le insisto en que eso es una barbaridad, una subida del 30% en la tarifa, cuando el IPC está mucho más bajo, les llamo de todo menos bonitos, y me comenta que me lo piense, que no puede hacer nada y que ahí deja la oferta..., que puedo llamar más adelante a ver si ha salido alguna nueva oferta y si no, pues puedo pedir que me la apliquen.

Reviso con atención las tarifas de otras compañías y veo que como mucho cambiándome podría acabar pagando unos 38 euros al mes, pero con menos prestaciones, sin los 200 minutos y sin el Roaming por EEUU y Europa que tan bien me ha venido en los viajes de trabajo de este año.

Eso sí, le insisto en preguntar cuándo me finalizan todos los descuentos y permanencia y me dice que el 28 de abril todos, que no hay nada del día 14 de abril, lo que me tranquiliza.

Por tanto, si me quedo serán 10 euros más al mes (en total 42€), aunque sí es cierto que tendré algunos servicios más.


Llamada 2
: El 22 de abril llamo por si acaso encuentro una nueva mejor oferta, me atiende otra chica de Sevilla y me dice que sí que podría mantener lo que pago ahora, si ningún problema, cosa que no tiene nada que ver con lo que me dijo el anterior (algo a lo que estoy muuuuuy acostumbrado). El problema es que no me puede hacer hoy aún ese precio y que debo llamar el día 29 cuando me haya cumplido todo.

Le digo que no hay problema y que si me puede llamar ella, a lo que contesta que sí, y quedamos en eso.

Tras revisar todo, me dice que el día 14 de abril finalizó un descuento que tenía en mi móvil (cosa que no me dijo el anterior pese a que le insistí), y que ya estaría pagando de más por el móvil (¡bravo Vodafone, mentirosos de tomo y lomo!), que lo único que podía hacer es aplicarme ya de nuevo el descuento, a lo que digo que sí. 

Por tanto, a partir del día 29 mantendré lo que tengo hasta ahora, 32€, y por supuesto con permanencia. 

Casi por miedo, de momento voy a dejarlo hasta que me llame la chica, no sea que vuelva a pasarme como el año pasado, que todo el Call Center de Vodafone conspiraba contra mí. Eso sí, no dudo que el 29 la chica me llamará y a mitad de la llamada me dirá algo como "ups, lo que sí hay es un descuento que no se puede aplicar, así que al final de todo a pesar de la cantidad de descuentos que le he hecho, se queda un poco más caro", cosa que no me dijo entonces... os seguiré contando...


Llamada 3:  Pues no, la chica, al igual que el chico del otro día, tampoco me llamó. Como tú y yo sabemos, en Vodafone son unos mentirosos, cosa que no sorprende a nadie. En fin, ante eso llamé a ver qué ocurría pero me dijeron que el sábado les viene mal, y el domingo tampoco y el lunes pues regular también, que llame el martes 2... un poco impresentable sí parece... No es demasiado normal que llames a una empresa que factura millones de euros al año y te digan que no les viene bien atenderte en sábado, que mejor el martes que hay más personal...


Llamada 4: Tras un cuarto de hora esperando, me pasan con Bajas y allí me comentan que finalmente pagando 37€ tendré lo mismo que ahora (bueno, con subida de 1,8GB a 6GB, eso sí en el móvil, con lo que casi podré ver la tele en el móvil y repartir Wifi a discreción).

Total, acepto, hacemos la grabación de turno y me comentan que sólo tengo permanencia en la parte de Ono hasta dentro de un año, que en el móvil no tengo permanencia y que pagaré 10€ los próximos 2 años.

En fin, que no coincide ninguna de las 3 llamadas que me dieron precio (42, 33, 37) y por supuesto, considerando que en Vodafone son unos mentirosos de tomo y lomo, acepto permanecer un año más allí, ya que no hay ninguna compañía que me mejore servicios y precio, aunque a cambio tenga un desastroso servicio de atención al cliente. En fin, en un año volvemos a hablar. Espero que en unos días no tenga que volver a escribir comentando que me han engañado (es lo probable en ellos) y que no me quieren dar la grabación como ya hicieron el pasado año.